viernes, 2 de septiembre de 2022

La música y la risa pueden ayudar a reducir la presión arterial

La música y la risa pueden ayudar a reducir la presión arterial

Un estudio sugiere que las sesiones de música y risas pueden ser otra forma de reducir la hipertensión.

Los hombres y mujeres de mediana edad podrían reducir sus lecturas de presión arterial riéndose más  mirando los mejores videos de humor y escuchando la música que disfrutan, indica una nueva investigación.

Investigadores de la Universidad de Osaka en Japón se propusieron determinar si las intervenciones de música y risa reducirían la presión arterial en una de dos situaciones: inmediatamente después de escuchar música o reír y después de tres meses de intervenciones de una hora que se llevaron a cabo una vez cada dos semanas.

Los científicos inscribieron a 79 personas de entre 40 y 74 años, que fueron asignadas aleatoriamente a uno de tres grupos. Treinta y dos escuchaban música, 30 estaban asignados a un grupo de risas y 17 no escuchaban música ni participaban en sesiones de risas.

Los del grupo de música cantaron, escucharon y se estiraron al ritmo de la música. Se instó a los participantes a escuchar música en casa.

Los del grupo de la risa fueron entretenidos por “yoguis de la risa” y participaron en yoga de la risa, que combina ejercicios de respiración con la risa estimulada a través del contacto visual lúdico. También vieron una comedia sentada tradicional japonesa llamada Rakugo.

Se tomó la presión arterial antes y después de cada sesión de música o de risa.

Impacto en la presión arterial

Después de tres meses, los investigadores dicen que la presión arterial disminuyó significativamente, en casi 6 mmHg, entre los que escuchaban música. Disminuyó en 5 mmHg entre los que participaron en sesiones diseñadas para hacerlos reír.

Las lecturas de presión arterial tomadas inmediatamente después de las sesiones de música fueron casi 6 mmHg más bajas y 7 mmHg inmediatamente después de las sesiones de risa.

Las personas del grupo de comparación no mostraron cambios en las lecturas de la presión arterial.

Los investigadores dicen que no saben si los aparentes efectos beneficiosos de la música o las intervenciones de risa persistirán a largo plazo. Aún así, los hallazgos sugieren que la risa y la música podrían ser buenas formas de ayudar a reducir la presión arterial. Los investigadores dicen que se necesitan más estudios para evaluar más a fondo sus hallazgos.

La nueva investigación se presenta en Atlanta en las Sesiones Científicas de Nutrición, Actividad Física y Metabolismo/Epidemiología y Prevención de Enfermedades Cardiovasculares 2011 de la Asociación Estadounidense del Corazón.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Relacionado